Viaje a la Patagonia – parte II

Comienza nuestra segunda etapa de viaje después de que nuestro amigo Guillermo nos dejara en Yelcho en la Patagonia, un magnífico Lodge con vistas al gran Lago Yelcho.

Allí nos esperaba Sebastián, gerente del lodge, que nos mostró las instalaciones, con capacidad para alojar a más de 30 personas. Todo muy clásico, guardando una armonía perfecta con la naturaleza del lugar.

Cuando llego la hora de la cena, y ya con nuestros amigos del equipo de grabación, Chico y Letón, pudimos degustar un rico cordero asado junto a los demás huéspedes del lodge. Y entre conversaciones de pesca, como no, concluyó la cena y nos fuimos a la habitación para preparar todo para el día siguiente.

Nuestro primer día de pesca en el Lago Yelcho, comenzó con una sesión de pesca desde la orilla enfrente del Yelcho en la Patagonia, ya que nuestro guía Jaime tardaría un poco por tener que llevar a unos clientes al aeropuerto. En este rato ya pude apreciar la potencia de estos peces. Una picada seca y el 0,20 roto fácilmente. Después una fuga de una gran trucha marrón y varias persecuciones de grandes arcoiris, me dejaron con un mal sabor de boca por las oportunidades perdidas.

Más tarde llegó Jaime, gerente del Chimalfe Patagonia Lodge, que nos acompañaría guiándonos los tres próximos días. Nos sugirió ir a una parte poco pescada llamada Bahía Leones, a la que sólo se puede ir cuando no hay viento, cosa difícil en la Patagonia, y nos pusimos en marcha. Navegando nos pudimos deleitar con el maravilloso paisaje en el que está enmarcado este Lago.

IMG-20160320-WA0011

En cuanto llegamos, nos pusimos a pescar justo en el corte de profundidad, con líneas de hundimiento 7 y grandes estrimers. En apenas 5 minutos, yo ya tenía una gran fario clavada en mi caña, la que es hasta ahora la trucha más grande del viaje. Buen comienzo. La tónica del resto de la mañana fue muchas picadas y muchos peces capturados a pez visto con estrimer, algo espectacular por la velocidad a la que había que traer los señuelos y la vistosidad de los ataques de los grandes peces y la increíble fuerza de estos, que nos sacaban la línea entera en pocos segundos, aún pescando con un 0,27, increíble.

IMG-20160320-WA0010

Después de comer unos bocadillos en el mismo lago, nos dirigimos al río Yelcho para pescar a seca. Jaime nos llevó a un remanso detrás de unos palos con unas 10 truchas comiendo arriba. Aquí ya hubo que afinar, ya que era un sitio muy pescado y las truchas desconfiadas, cosa que era un reto para nosotros. Pescamos unas pocas y fuimos aún más abajo en busca de las grandes. Y después de varios dobletes de una trucha cada uno entre Adrián y yo, concluyó nuestra jornada de pesca.

Al día siguiente, los planes eran totalmente diferentes. Por la mañana pescamos a estrimer en el Río Yelcho, con un resultado espectacular, en poco tiempo muchos peces de unos 35-40 cm muy potentes en la pelea.

IMG-20160320-WA0019

Después pasamos el día en dos ríos pequeños con mucho encanto, y aunque la pesca no fue muy exitosa, lo pasamos muy bien especialmente por una anécdota muy graciosa.

Nuestro cámara Letón, se disponía a volar su dron mientras estábamos comiendo, con tan mala suerte de que calculó mal un árbol y se estrelló contra el. Las próximas dos horas hicimos todo lo posible y también lo imposible para recuperarlo, ya que era una perdida muy costosa, casi unos 2000 euros. La historia acabo con final feliz entre escaladas de árbol y otras cosas más drásticas que no conviene contar.

IMG-20160320-WA0016

En nuestro último día en este lugar, nos faltaba el reto de pescar un Chinook, así que nos dirigimos al río a intentar cumplir este sueño. Con tan mala suerte que nada más llegar al río ya vimos que iba a ser tarea complicada. La noche anterior había llovido mucho y el río se enturbió, cosa que dificulta mucho esta pesca. Aún así lo intentamos un par de horas e incluso tuvimos salmones bañándose delante nuestra, pero la pesca no fue productiva, así que nos fuimos al Lago, cosa que yo llevaba esperando desde que salimos de Bahía Leones hacía dos días.

Llegamos al lago, a la zona de Bahía la Salmonera, una zona con extensas aguas bajas, ideal para pescar. Fue un espectáculo el rato antes de comer, en el que incluso pude pescar hasta 6 arcoiris seguidas de entre 50 y 60 centímetros en 6 lances.

IMG-20160320-WA0014

Luego nos fuimos a comer un asado al Chimalfe y continuó el espectáculo por la tarde, concluyendo el día con unas 30 truchas en total.

Hasta Chico y Letón pudieron pescar una cada uno.

Disfrutando de una excelente cena en el Yelcho en la Patagonia, nos despedimos de los demás compañeros que se alojaban en el Lodge, ya que a la mañana siguiente nos vendría a recoger Marcelo Añazco de Sernatur, para llevarnos a Chaitén haciendo una ruta maravillosa por el Amarillo y el Parque Pumalí.

IMG-20160320-WA0015

Próximo destino, el Río Puelo, Lodge Mítico Puelo, continuará…