Así fue el Campeonato de España 2015

El pasado domingo 28 de Junio, salía otra vez de casa a entrenar para el campeonato de España 2015 que se celebraría en el Río Órbigo, en León. Allí quede con mi compañero inseparable Jordi Oliveras y con Santi Gallego, que disfrutó como nadie estos entrenamientos.

El lunes nos acercamos al río para la primera toma de contacto, nos lo encontramos con un caudal ideal, precioso para pescar, y las truchas picando a seca y a ninfa. La jornada fue satisfactoria, con un buen número de peces clavados en nuestras cañas, y alguno de buen porte que logró zafarse de nuestros anzuelos. Después de pescar nos dirigimos a ver el escenario de Villarroquel para ver un poco como iba de agua, y quedamos maravillados con ese río pequeño y con caudal ideal de posturas marcadas, precioso. Contentos acabamos la jornada y nos fuimos a cenar y a descansar para volver al día siguiente.

Foto de la selección gallega al completo.

Foto de la selección gallega al completo.

El martes, después de lo que habíamos visto el día anterior, no dudamos y nos fuimos directos al río Luna, por encima del coto de Villarroquel. Al llegar al puente en el que se cruza el coto, se nos cayó el alma al suelo, pues estábamos viendo un río totalmente diferente al de el día anterior, el agua había subido casi medio metro, aquel río precioso lleno de echadas, se había convertido en un canal muy complicado de pescar.

Decepcionados nos pusimos a pescar, y sí, picaban, pero no era lo mismo. Tendríamos la esperanza de que el río volviera a bajar para el campeonato pero ya no sería así.

Los siguientes días de entrenamiento fueron fructíferos, pescábamos unas horas, montábamos moscas y descansábamos.

¡Empieza la competición! Me toca pescar Santa Marina, tramo con muchísimos peces como en la mayoría de los demás tramos. Los primeros lances fueron un presagio de lo que iba a ser la competición, los peces no picaban. Conseguí 5 capturas con mucho trabajo, no me lo podía creer.

Salgo del río y la tónica general era la misma que había vivido yo, muy pocas capturas y muy difíciles.

Una captura durante el Campeonato

Una captura durante el Campeonato

En la segunda manga, subo a Villarroquel, tramo uno, el más difícil de los cuatro de este sector. Era como pescar un canal, sin posturas y con mucha fuerza de agua, sin poder apenas andar río arriba. Ayudándonos entre nosotros, David García Ferreras y yo, nos ayudábamos a avanzar y pude lograr 3 peces.

Con mi control y amigo

Con mi control y amigo

Acababa el primer día, situado en el puesto 17, a 4 puntos del descenso, tocaba remar al día siguiente.

La mañana del domingo, pesco a segunda hora en Carrizo, un tramo precioso con muchas truchas y posturas. Pero seguíamos en las mismas, todo el coto desangelado, los peces no dieron la cara y me costó un mundo lograr 3 truchas. No me podía quejar ya que en los demás tramos había una gran cantidad de ceros.

Última manga. La tensión era palpable. Me veo en el límite del descenso, a sólo dos puntos de perder esa categoría que tanto cuesta ganar.

Me voy a Sardonedo. Controlo la primera manga a Ángel, y soy testigo del cambio radical que estaba dando el río. Las truchas picaban, y mucho, muchísimo, en todo el río. Esto suponía un peligro añadido, ya que al juntar las dos mangas en la misma clasificación, si los peces dejaban de picar, me podría comer muchos puntos en esta manga.

Afortunadamente en la primera media hora de manga, ya tenía 8 peces y podía respirar tranquilo. Finalmente logre 11 capturas, ya que después los peces dejaron de picar como era previsible.

Acabe en un octavo puesto que me sabe a gloria en el selectivo, 22 en el campeonato de España y Galicia 11 por equipos.

No quiero terminar esta crónica sin dar la enhorabuena al campeón Jose Miguel Matilla así como a los otros dos compañeros que le acompañaron en el podium: Fco Javier Llamas como segundo clasificado y Manuel Álvarez como tercero.

Mi enhorabuena también para todos los pescadores que ascendieron a alta competición. No me olvido tampoco de esos compañeros que descienden, mucho ánimo para ellos, tengo claro que en este campeonato cualquiera de nosotros podía haber estado en su lugar. Un abrazo muy fuerte para todos.